Saltar al contenido

Apple pone más trabas a que tú mismo repares tu iMac Pro o MacBook Pro

6 octubre, 2018

Apple no quiere que toques las entrañas de sus dispositivos, ya que con cada actualización de hardware ponen más trabas a que un usuario particular pueda realizar una operación de mantenimiento o reparación en sus propios equipos, haciendo que tengas que ir si o si a un servicio técnico autorizado. Esto se debe a que la compañía ahora bloqueará mediante software estas reparaciones.

Apple no quiere que repares tu MacBook Pro o iMac Pro

Hoy Apple ha distribuido un nuevo documento interno a su servicio técnico informando de que ahora será necesario el software Apple Service Toolkit 2 para poder llevar a cabo una reparación en los nuevos iMac Pro y en los MacBook Pro con chip T2.

Si nos aventuramos a realizar un cambio de piezas en uno de estos equipos sin utilizar este software el sistema se quedará inoperativo y no podremos utilizarlo, por lo que no deberemos de hacer reparaciones por nuestra propia cuenta o en tiendas informáticas no autorizadas.

Obviamente aquí estamos viendo como la compañía de Cupertino va a dar carpetazo a que aquellas tiendas de informática que podemos tener al lado de nuestra casa puedan manipular nuestros dispositivos de Apple, ya que no contarán con este software para realizar un cambio de pantalla, de placa, de teclado…

Como decimos, esto afectará únicamente a los Mac que tengan un chip T2. Si recordáis, “gracias” a este chip sacar nuestra información de un disco duro SSD si por algún motivo hay un fallo en el hardware se hace muy complicado, aunque ya se dislumbró un método para poder extraer esta información pero nuevamente pasando por una tienda autorizada y a través de la placa.

Según Apple esta medida “mejora la seguridad” de los usuarios, ya que así se aseguran que solo expertos formados puedan manipular estos productos. Si es verdad que muchos estáis comentando que la compañía está poniendo más difícil reparar sus dispositivos ya que quieren controlar el dinero que se mueve en este mercado, algo que es lógico. Prefieren que ese dinero se quede en sus arcas antes de que se queden en manos de otros técnicos no autorizados.

Apple nunca ha estado muy a favor de hacer públicas las guías para reparar sus productos, aunque en EEUU ya buscan en el poder legislativo aprobar una ley que obligue a todas las compañías a dar esta información.